sábado, 15 de abril de 2017

In memoriam: Rvdo. Ignacio Barreiro Carámbula (1947-2017)

A las dos de la madrugada de este Jueves Santo y víctima de un cáncer que sobrellevó cristianamente por años, falleció el Rvdo. Ignacio Barreiro Carámbula, incansable baluarte mundial de la defensa de la vida del que está por nacer y del pensamiento católico tradicional.

Monseñor Barreiro Carámbula nació el 22 de octubre de 1947 en Montevideo, Uruguay. Estudió Derecho en la Universidad de la República y, posteriormente, ingresó al servicio diplomático de su país. En esa calidad representó al Uruguay ante la Organización de Naciones Unidad entre 1978 y 1983, donde pudo conocer de cerca los mecanismos que este organismo pone en práctica para implantar en todo el mundo la cultura de la muerte. Pero fue precisamente en la ciudad de Nueva York donde sintió la llamada de Dios para servirlo a través del sacerdocio. Ese año de 1983 ingresó en el Seminario de Dunwoodie, siendo ordenado sacerdote el 14 de noviembre de 1987 por el Cardenal John O’Connor en la Catedral de San Patricio.  


En esa ciudad, al mismo tiempo que servía la parroquia que le fue encomendada, comenzó a involucrarse con el apostolado que se organizaba frente al creciente movimiento abortista. Llegó a presidir Human Life Internacional, la mayor organización católica mundial provida, durante un año de transición (2010-2011), y la representó en Roma durante dieciséis (1998-2014). En 2014 se mudó por razones de salud a la sede central de Human Life Internacional en Front Royal, Virginia (Estados Unidos). Por los servicios prestados en defensa de la vida, el 26 de marzo de 2004 fue nombrado Capellán de Su Santidad por San Juan Pablo II. 

Además de su destacada faceta en la lucha a favor del que está por nacer, monseñor Barreiro siempre se preocupó de incrementar su formación intelectual. En 1991 se trasladó a Roma para proseguir sus estudios en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz. Ahí obtuvo la licenciatura en teología en 1993 y el doctorado en 1997. La tesis presentada versó sobre la experiencia de Dios y la fe católica según la enseñanza de Santo Tomás de Aquino. 

Monseñor Barreiro era capellán y miembro de número del Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II y capellán también de los Encuentros Tradicionalistas de Civitella del Tronto y de The Roman Forum. Participó asimismo en las Reuniones de Amigos de la Ciudad Católica y en muchos otros actos tradicionalistas, habiendo sido reconocido con la Orden de la Legitimidad Proscrita por esos servicios.  

Entre quienes lo conocieron, la característica que más destacaba en monseñor Barreiro era su pulcritud. Se trataba de un sacerdote que buscaba ser pulcro en todo. Vestía habitualmente una sotana impecable, mostraba una educación esmeradísima, y cuidaba de que su trato fuese cariñoso. Aunque tenía una basta cultura y hablaba con fluidez español, inglés, italiano y francés, jamás hizo alarde de erudición y fue ajeno a comentarios poco respetuosos. Aunque expresaba su pensamiento con claridad, siempre con apoyo en el magisterio de la Iglesia, no utilizaba calificativos que pudieran denostar la postura contraria. Para él era la Verdad la que debía brillar, y no la retórica del debate. 

(Foto: Rorate Caeli)

Monseñor Barreiro fue un sacerdote muy vinculado a la liturgia tradicional, pese a que nunca hacía la menor ostentación de ello. Diariamente ofrecía el Santo Sacrificio según la forma extraordinaria del rito romano, la que nutría su piedad sacerdotal. Nunca dudo de la plena legitimidad de la Misa reformada, pero consideraba que la Misa de siempre era una forma superior de alabanza a Dios. 

Este Lunes de Pascua, 17 de abril, su cadáver será velado en la Iglesia de Saint Mary's (Norwalk, Connecticut) entre las 13.00 y las 20.00 horas, tras lo cual se cantarán las vísperas de difuntos. El Martes de Pascua, 18 de abril, se cantará una solemne Misa de réquiem a las 11 .00 horas, en el mismo templo. Está prevista la interpretación de música sacra española y del Oriamendi. Los restos de Monseñor Barreiro recibirán cristiana sepultura en el Cementerio Saint John's & Saint Mary's de Norwalk. Tras el entierro se ofrecerá una recepción en el restaurante español de dicha localidad, como es costumbre. 

Monseñor Ignacio Barreiro Carámbula
Requiem aeternam dona ei Domine.
Et lux perpetua luceat ei
Requiescat  in pace.

****

Actualización [8 de mayo de 2017]: El sitio de la Sociedad de San Hugo de Cluny  ha publicado una galería fotográfica de la Misa de Réquiem corpore insepulto oficiada el pasado Martes de Pascua, 18 de abril, en sufragio por el alma de Monseñor Ignacio Barreiro Carámbula, que fue celebrada en la iglesia de Santa María de Norwalk, Connecticut (Estados Unidos), así como de su posterior entierro en un cementerio local. Ofició el P. Richard Cipolla, mientras que el P. Richard Munkelt pronunció la homilía. Los créditos de las fotografías son de Ed Gonz y Duncan Anderson. Una selección de ellas fue reproducida por Catholicvs. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Política de comentarios: Todos los comentarios estarán sujetos a control previo y deben ser formulados de manera respetuosa. Aquellos que no cumplan con este requisito, especialmente cuando sean de índole grosera o injuriosa, no serán publicados por los administradores de esta bitácora. Quienes reincidan en esta conducta serán bloqueados definitivamente.